Blockchain en Comercio Exterior

#HABLEMOSDE

Blockchain es un libro de registro de información digital que facilita el proceso de almacenamiento de transacciones y de seguimiento de activos en una red de negocios. Este conjunto de tecnologías forma parte de la Transformación 4.0.

Sus sistemas están creados para trabajar almacenando datos y constituir un registro incorruptible de transacciones o eventos digitales que mantiene actualizada la información en toda la red. Tiene como finalidad, eliminar los intermediarios en una transacción, normalmente de índole financiera, dándole el protagonismo a quienes ejecutan dicha operación. 


¿Cómo funciona el cifrado?

Las transacciones se agrupan en páginas llamadas bloques, ordenados en orden cronológico y cuya integridad está garantizada por el uso de criptografía donde los datos escritos en un bloque no pueden ser alterados sin que se modifiquen todos los bloques posteriores.

¿Cómo se utiliza en comercio exterior?


El Blockchain se ha convertido en una gran herramienta generando la posibilidad de dinamizar el comercio internacional de las siguientes formas:

  • Eliminación de los intermediarios.

  • Reducción del riesgo.

  • Permitir el acceso directo a todos los actores de la cadena comercial.

  • Verificación y transparencia de la documentación solicitada.

  • Automatización de trámites complejos.

  • Seguimiento y trazabilidad de las cadenas de suministros.

  • Tokenización de activos y bienes comercializados

 

El modelo tradicional de operaciones de comercio exterior, durante su trazabilidad, recae en procedimientos donde en diferentes instancias se solicitan documentos, generando de esta manera, un comercio con trabas y poco simplificado.

Es allí donde Blockchain ofrece claras ventajas en transparencia y distribución de datos para la cantidad de documentos y certificaciones necesarias, otorgando la posibilidad de automatizar trámites que involucren a un gran número de actores: aduanas, transportistas, terminales, bancos, compañías de seguros, navieras, entre otros.

Además, posibilita la realización de transacciones en forma directa y peer to peer, sin necesidad de intermediarios bancarios.

Otra aplicación del Blockchain es la tokenización de activos y bienes comercializados. Entendiéndose por token a la representación del derecho de propiedad sobre un bien registrado en una cadena de bloques. Pudiendo ‘tokenizar’ incluso unidades que no son físicamente divisibles, cuyas partes podrían ser objeto de intercambios.

Al mismo tiempo, Blockchain apunta a reducir la desconfianza del consumidor y brindarle transparencia a la cadena de valor, mediante el seguimiento de datos que provee. 


A modo de conclusión, la tecnología Blockchain agilizaría las operaciones de comercio exterior, reduciendo tiempos y costos de trabajo, y evitando a las empresas errores, pérdidas o fraudes, lo que permite maximizar la eficiencia de los procesos e intercambios comerciales. 


Fuentes:

- Edoardo Siano (2021). Blockchain y comercio internacional: nuevas perspectivas. Mercojuris.com. Recuperado de https://www.mercojuris.com/40372/40372/