Córdoba tendrá su propio régimen de promoción para la Economía del Conocimiento

Trabajo asociativo de los sectores público, privado y académico

[Vía La Voz del Interior]


El Gobierno provincial anunció este martes la creación de un régimen de promoción propio para promover a los rubros que integran la denominada Economía del Conocimiento, tal como había adelantado La Voz semanas atrás en esta nota.

El gobernador Juan Schiaretti y el ministro de Ciencia y Tecnología, Pablo De Chiara, revelaron los detalles de la iniciativa, que plasmada en un proyecto de ley, será enviada a la Legislatura, para validar los beneficios oficiales a las empresas del sector, que abarca a un conjunto de actividades caracterizadas por la generación y aplicación de conocimientos y tecnologías para la creación o transformación de productos o servicios con alto valor agregado.

Entre los incentivos tributarios se especifica estabilidad fiscal y exención, durante 10 años, de la totalidad de los impuestos a los Ingresos Brutos, Sellos e Inmobiliario.

En este punto, trascendió que el costo fiscal no sería importante, ya que muchas de las empresas del sector arrastran beneficios de la promoción industrial, mientras que otras tienen alícuota cero en Ingresos Brutos.

También contempla una asignación estímulo por cada nuevo empleado, por seis meses, con un extra de 30 por ciento en casos específicos por género, discapacidad, zonas desfavorables y formación en doctorado o posdoctorado.

Si bien los recursos involucrados quedarán definidos por el cupo y el presupuesto que se fije en la norma, es probable que el parámetro del subsidio al empleo sea similar a la erogación por beneficiario que implica el Programa de Inserción Profesional (PIP), actualmente en 7.000 pesos.

Además, se desarrollará un programa de capacitaciones específicas, cofinanciada con el sector privado, y de prácticas profesionales.


Impacto

De Chiara indicó que el objetivo "es consolidar a Córdoba como protagonista en el desarrollo de estas actividades, que tienen que ver con la multiplicación y la expansión de uno de los recursos más importantes que tiene nuestra provincia, que es el talento de nuestra gente".

Schiaretti, en tanto, fue más allá y mencionó, basado en cálculos del sector privado, que con la iniciativa se pueden generar "35 mil puestos de trabajo en cinco años y 85 mil en 10 años, todos empleos de calidad".

En esa línea, destacó en la pospandemia, "si hay algo que va a tener peso y desarrollo es la Economía del Conocimiento" y que "Córdoba tiene grandes posibilidades" en ese universo.

Además, valoró el antecedente que implica el trabajo que se realizó con la industria del software.

Por su parte, el presidente del Córdoba Technology Cluster, Pablo Gigy, valoró la meta de "consolidar y reafirmar el posicionamiento de Córdoba como el mejor lugar para desarrollar estas actividades" y apuntó a "profundizar la apuesta por la educación y la formación de más profesionales y de recursos capacitados".

En el acto, realizado en la explanada del Centro Cívico, también estuvieron el vicegobernador Manuel Calvo; la ministra de Coordinación, Silvina Rivero; Ricardo Ruival, de la Cámara de Industrias Informáticas, Electrónicas y de Comunicaciones (CIIECCA); Marcelo Olmedo, de Promedon y Cámara de Comercio Exterior; Soledad Salas, de la organización Mujeres en Tecnología; Rubén Soros, decano de la regional Córdoba de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN); y Pablo Recabarren, decano de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).


Alcance

El programa apunta a empresas dedicadas a las actividades de software y servicios informáticos, bioeconomía, servicios geológicos y de electrónica, servicios profesionales de exportación, nanotecnología, ingeniería para la industria nuclear, investigación y desarrollo, industria aeroespacial y satelital, Industria 4.0 y sector audiovisual.

En primer lugar, se adherirá a la ley nacional recientemente aprobada para la Economía del Conocimiento. 

El proyecto de ley también dispone la creación de un registro provincial de empresas beneficiarias y de un consejo consultivo compuesto por referentes de los sectores académico-científico y empresarial. 

El sector apuntado está conformado por alrededor de 2.000 compañías, lo que incluye a centros tecnológicos públicos y privados, que producen servicios basados en el conocimiento o conocimiento embebidos en productos. 

En total, ocupan más de 45 mil personas, con un promedio de remuneraciones superior a la media del resto de las actividades productivas.

A esto se suma un complejo universitario y un sistema científico-tecnológico integrado por 12 universidades y dos sedes de formación en enseñanza superior, 86 centros tecnológicos, 190 centros y grupos de investigación y más de 20 estaciones experimentales, donde confluyen más de 8.100 investigadores, becarios, técnicos y personal de apoyo junto a 250 mil estudiantes universitarios y más de 10 mil egresados por año.